Repeticiones

Quien ve en la costumbre y la rutina formas de crearse un infierno personal, subestima las cualidades de la repetición.
Los actos llevados a una repetición infinita crean la seductora sensación de estabilidad emocional, carente de autocrítica.
Mediante un metódico mecanismo de repeticiones se pueden llegar a construir actos de sublimada perfección: bostezar en el lugar, la hora, el minuto y el segundo exactos en que lo hicimos ayer, de tal suerte que se repitan de manera idéntica y consciente todos los movimientos, aún los más insignificantes.
Es del conocimiento de todos que dicha labor es ardua a grados inimaginables, ya que existen los fines de semana, los horarios de verano y los cambios de programación en la tele; todo lo anterior parece conspirar en contra nuestra.
No está de más señalar que cuando algunas personas tienen la suerte de presenciar tan prodigiosos milagros, incurren en el error de nombrar a dichos fenómenos con el equívoco nombre de déjà vu.



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s