Sobre la pérdida de la memoria

No tengo buena memoria. El único culpable de todo lo que olvido al sol.
Mis graves omisiones se deben a mi extendida exposición a la tirana luz de los extensos veranos de Culiacán.
Allá los calores fuertes empiezan en los tempranos días de abril, pero el sol ni en invierno –si a caso se le puede llamar invierno- deja de ser terrible.
No es complicado de explicar, según los dichos populares, allá sólo hay dos estaciones: la de calor y la de autobuses.
En conclusión, allá no existen propiamente las estaciones del año, son una mentira, un invento de lo que venden chamarras.
Volviendo al tema de la memoria, creo que puedo conservar algunos recuerdos, gracias a las fotografías y las crónicas siempre consistentes de mi madre, por lo menos he hecho una muy buena reconstrucción de los hecho, una verdadera y magistral conjetura.
Hoy lo único que me esfuerzo en recordar son las aquellas etapas de mi vida en las que no hay ningún registro gráfico de mi existencia, en ese sentido soy un detective.
Eso sucedió de mis 12 a mis 20 años, ignoro porque no hay ninguna fotografía de mi persona en esos años, quizá porque entonces empecé a construir un cerco que nadie traspasaría. Fue la época de mis primeras y punzantes inquietudes eróticas, de mis primeras deformaciones físicas causadas por una enfermedad llamada pubertad, entonces la curiosidad por el sexo opuesto, aletargada durante toda mi infancia, se incrementaba en una carrera sin freno.
En fin, esa etapa en la que se conformaba mucho del que soy ahora, no está registrada por casi ninguna foto, pero al contrario de cualquier suposición, mi memoria se ha esforzado por no perder ninguno de los detalles que acontecieron por esos días. Esto ha significado una lucha constante contra el sol, hasta tal punto que decidí de cambiarme a una ciudad en la que él, astro paterno de obstinado y lujurioso brazo, es menos severo y suele ocultarse gran parte del año detrás de unas densas nubes.
Tal vez por eso escribo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s