Otra vez Guanajuato

F

No son muchas las veces que he viajado a la capital del estado de Guanajuato, pero han sido significativas.
Son cuatro y cada una tiene su propio encanto. La primera vez llegué al pueblo de las ranas sólo de pasó, mis destino final era el aeropuerto del D.F., mi compa Frank me vería en Guanajuato para continuar el camino juntos hasta Cuba. Esa única noche que pasé en Guanajuato me sacaron del Grill y casi me peleo en el Jardín Unión al salir de otro bar, yo no empecé la bronca.
La segunda vez el mismo compa consiguió que los jóvenes poetas de Sinaloa (que en ese entonces eramos puros de Culiacán) leyeran sus poemas en la facultad de letras en la que él estudiaba, en el marco del Cervantino. A la lectura no fue casi nadie, había menos público en el auditorio que poetas en el estrado. Aunque la lectura no fue un éxito, los días que pasamos por ahí de bar en bar, sobre todo en Los Lobos, que en ese entonces era más heavy que ahora, nos la pasamos muy chingón, mis compas culichis lo recordarán con cariño.
La tercera regresé siendo todo un señor y de la mano de mi esposa, acudíamos como invitados a la boda religiosa de Frank y Paulina, esta vez no hubo ni por asomo un destrampe, pero fue descubrir el pueblo de nuevo, en los ojos de Lucía.
La cuarta fue hace un día, fuimos invitados por los alumnos de tercer año de la Normal Superior del Estado de Guanajuato. Mi querido amigo Luis Felipe, maestro de dicha escuela forjadora de profesores, coordinó el evento, en el que se presentaría la novela PARTITURA PARA MUJER MUERTA de mi otro buen amigo Vicente Alfonso y CONTRAVERANO, mi último libro de poemas. Esta vez el escenario era muy distinto, un auditorio lleno, un público ávido y curioso que acometía con preguntas y dudas sobre quién había sido el asesino, o sobre que me había motivado elegir la poesía, ese género tan difícil y poco legible. Después todos los libros vendidos, lo cual fue un alivio ya que llegué con sólo cien pesos en la cartera. Luego un café y unos roles en el Cafetal, y al final una rica comida con los alumnos organizadores.
Por supuesto, la noche anterior a la presentación, que sería al día siguiente por la mañana, no me quedé con las ganas de regresar a Los Lobos.

Salud.

Anuncios

2 comentarios en “Otra vez Guanajuato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s