Dos apuntes sobre la soledad

“La soledad incomoda al hombre. Y es que la soledad, bien visto, es la más franca y sencilla de las compañías. De voz dulce, es cierto, pero de tempestuosas y persuasivas ocurrencias.”

“Buscar la soledad es, exclusivamente, huir de cualquier voz.

Soledad, pues, es la playa, el páramo, la cañada; soledad es el pájaro, el árbol, la hiedra, la nube; soledad, el rebaño, el cadáver, la habitación cerrada; soledad es el río, el sueño, el muro; soledad es el silencio o el ruido; todo, en fin, todo aquello en que no intervenga ni de cerca ni de lejos la disparatada y estrambótica voz del hombre.”

Tomado de Equinoccio de Francisco Tario, de próxima publicación en Páramo ediciones.

Anuncios

6 comentarios en “Dos apuntes sobre la soledad

  1. Me gusta lo que dices, pero quiero que entiendas también que la soledad enseña al hombre a conocerse. Hay trechos del camino que hay que recorrer solos, para acercarnos a los dioses. Un beso.

  2. Ateh:
    Apenas estoy digitalizando el texto, pero ya mero sale, ya sabes que las novedades siempre llegan a Itil.

    Sandra: No son estos apuntes poemas, si bien tienen un contenido lírico inapelable. Tario es la onda. Un saludo morrita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s