Tyler Durden Notebook

MANIFESTO

I’m vulgar, I am full of feelings that are vulgar, I like television, comics, pornography -porn oh beautiful-, popular songs and ballads that mix in the turntable of the habitational compounds, all excesses are satisfied. I say this with conviction.
I live in a vulgar age, once dull and vulgar expressions.
The art is in magazines, in the spectacular screen that stop traffic, candy wrappers and cigarettes of striking designs.
Graphic designers are the emblem of the modern artist.
Summit of all avant-garde, are the highest form of vulgarity.
The poets are silent.
This is just his repeated gestures, their spontaneous screaming.
All news is happening or left as the snapshot of the future that already feel nostalgy when reading science fiction.
What is new is a hoax.
The original is just a consistent look to the past.
Elegant patterns imposed by fashion and media are commonplace.
Vulgarity is a perfect condition of socialism we’re all ordinary, regardless of our class.
Race has nothing to do with being vulgar. In this all races are equal.
Never vulgar enough to be admired by the masses.
Be absolutely modern is to be quite vulgar.
Be absolutely modern is to be oldfashion.

MANIFIESTO

Soy vulgar, estoy lleno de sentimientos vulgares, gusto de la televisión, el cómic, la pornografía —oh hermosa pornografía—, canciones populares y corridos que se mezclan en la tornamesa de los complejos habitacionales, todos los excesos están saciados. Lo digo por convicción.
Vivo en una época vulgar, en un tiempo sin brillo, de expresiones vulgares.
El arte está en las revistas, en los espectaculares que detienen el tráfico, en las envolturas de golosinas y cigarros de diseños sorprendentes.
Los diseñadores gráficos son el emblema del artista moderno.
Cumbre de todas las vanguardias, son la forma más sublime de la vulgaridad.
Los poetas callan.
Quedan sólo sus repetidos ademanes, sus espontáneos berridos.
Toda novedad está pasando o queda como la instantánea del futuro del que ya sentimos nostalgia al leer ciencia ficción.
Lo nuevo es un engaño.
Lo original es sólo una mirada constante al pasado.
Los patrones de elegancia impuestos por la moda y los medios son vulgares.
La vulgaridad es una condición perfecta del socialismo; aquí todos somos vulgares, sin importar nuestra clase social.
La raza nada tiene que ver con ser vulgar. En esto todas las razas se igualan.
Nunca se es lo suficientemente vulgar para ser admirado por el vulgo.
Ser absolutamente moderno es ser absolutamente vulgar.
Ser absolutamente moderno es estar pasado de moda.

By Mijail Lamas

Translated by Mario Bojórquez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s