El ejercicio bloguero es demandante, y yo que soy un desobligado, regularmente desatiendo esta noble actividad de difusión. Sé que tengo lectores, pocos pero fieles, que seguro se preguntan por qué la tardanza de los post ¿será que twitter le ha ganado la partida al blog? No lo creo, el twitter es demasiado efímero, abundan los contenidos superficiales y sin importancia; a su descargo habrá que decir que también abundan los buenos datos y la información instantánea, pero entre tanta cosa, lo realmente importante parece perderse. A veces creo que una de las formas de la censura es el exceso de información, entre tantas notas sin importancia los temas en los que hay que poner atención parecen perderse. El blog sigue siendo un espacio de reflexión, pero nada sencillo de seguir y elaborar.

Mientras tanto acá seguiremos con la firme voluntad de que el changarro no se caiga.

Anuncios

Un comentario en “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s