Vientos del siglo, poetas mexicanos 1950-1982

Vientos del siglo. Poetas mexicanos 1950-1982
Antología de Margarito Cuéllar, Mario Meléndez, Luis Jorge Boone y Mijail Lamas
Colección Poemas y ensayos
UNAM, 2012
 
Ha sido superada la valoración de tradición de la ruptura que se extendió en México con mayor fuerza a partir de la publicación de Poesía en movimiento y que terminaría imponiéndose como “inconciente y secreta continuidad”, así como manera casi única y legítima del desarrollo del quehacer poético (impuesta gracias a la fuerte intervención de Octavio Paz en la vida cultural del país)[1]. En este escenario una nueva recopilación de voces de la poesía mexicana ya no atenderá a dicho precepto. El impulso de homogenizar la escena poética en un solo registro parece haber quedado atrás  para admitir que el eclecticismo y la heterogeneidad son un impulso legítimo de la modernidad puesta en crisis. Se debilita entonces la restricción de un canon que sólo admite un tipo de poesía que emplea recursos estructurales de “apertura” o tomados de las vanguardias históricas.
Muestra de este cambio son dos trabajos que anteceden a éste que hoy nos ocupa y que representan el acercamiento más interesante del fenómeno poético nacional de los últimos diez años; me refiero a La luz que va dando nombre: Veinte años de la poesía última en México 1965-1985 y El oro ensortijado, poesía viva de México. La primera propone una lectura desde la identificación de ocho distintos lenguajes de la poesía mexicana actual,[2] a la vez que alienta el diálogo y la discusión sobre las distintas interpretaciones del fenómeno poético y apoya la visión de una poesía mexicana diversa. La segunda propone una lectura que recupera y reúne una colección de poemas de los más sobresalientes poetas vivos de México, de ahí la variedad de registros que, sin embargo, coinciden en poemas de elevada precisión expresiva y una fuerte connotación del pathos, estos últimos como elementos estéticos de mayor valoración para lo antólogos. Ambas privilegian la importancia del poema como objeto de estudio por encima de la filiación estética de su autor.
Finalmente mi contribución en este trabajo coincide con estos dos esfuerzos al intentar definir de manera mucho más amplia las formas que impulsan nuestra poesía actual.  


[1]Desde el principio la idea de crear una antología de poemas que “amenazaba con eliminar de cierto canon mucha poesía que es indudablemente moderna pero que no emplea mecanismo formales o recursos estructurales de apertura”, fue vista con renuencia por Alí Chumacero y José Emilio Pacheco, antólogos también de Poesía en movimiento. Ellos reparaban en la necesidad de observar elementos “nada vanguardistas como la dignidad estética, el decoro y la perfección” (Stanton, Antony, Inventores de Tradición: Ensayos sobre poesía mexicana moderna, Fondo de Cultura Económica, Colegio de México, México, 1998).     
[2] Motivados en buena parte por el ensayo de Jorge Fernández Granados “Poesía Mexicana de fin de siglo: para una calibración de puntos cardinales”, donde se reconocen cuatro tipos de lenguajes poéticos: poesía de imágenes, poesía referencial, poesía del intelecto y poesía del lenguaje.



Autores:
Efraín Bartolomé
José Luis Rivas
Coral Bracho
Eduardo Langagne
Víctor Manuel Cárdenas
Héctor Carreto
Mario Santiago Papasquiaro
Ricardo Castillo
Vicente Quirarte
Víctor Manuel Mendiola
Fabio Morábito
Jorge Valdés Díaz-Vélez
Javier Sicilia
Luis Miguel Aguilar
Silvia Tomasa Rivera
Jorge Esquinca
Minerva Margarita Villarreal
José Ángel Leyva
Juan Domingo Argüelles
Baudelio Camarillo
José Javier Villarreal
Tedi López Mills
Sergio Cordero
Dana Gelinas
María Baranda
Roxana Elvridge-thomas
Jesús Ramón Ibarra
Jorge Fernández Granados
José Eugenio Sánchez
Samuel Noyola
José Homero
Ernesto Lumbreras Bautista
Felipe Vázquez
León Plascencia Ñol
Mario Bojórquez
Julio Trujillo
Claudia Posadas
Ofelia Pérez-Sepúlveda
Julián Herbert
Luis Vicente de Aguinaga
María Rivera
Jorge Ortega
Álvaro Solís
Balam Rodrigo
Carlos Adolfo Gutiérrez Vidal
María Cruz
Rogelio Guedea
Eduardo Padilla
Eduardo Saravia
Jair Cortés
Francisco Alcaraz
Hernán Bravo Varela
Óscar de Pablo
Iván Cruz Osorio
Alí Calderón
Anuncios

3 comentarios en “Vientos del siglo, poetas mexicanos 1950-1982

  1. Cito:”…Veinte años de la poesía última en México 1965-1985 y El oro ensortijado, poesía viva de México”.

    No sé los demás autores pero Mario Santiago Papasquiaro ya murió hace un buen rato. Por otro lado, me agrada que ya se hable de él.

    Una anotación más: MAX ROJAS sigue vivo, es premio iberoamericano de poesía 2009 y no está en tu lista Mijail, yo te tengo respeto, espero de ti un buen ejercicio de crítica, aún por encima de filias entre amigos. Más seriedad por favor.

  2. Anonimo:
    Si no me fallan las cuentas son 17 de los que están en la lista.

    Cascada…:
    Esta antología (Vientos del Siglo) está circunscrita a poetas nacidos del 50 al 82, por eso se incluye a Papasquiaro; “El oro ensortijado” es un ejercicio distinto, donde solo se incluía a poetas vivos, sin embargo la noción de escoger “poemas de elevada precisión expresiva y una fuerte connotación del pathos” es lo que pervive en “Vientos del siglo”. Por cierto, Max Rojas nació en 1940, por eso no está en esta antología, pero es un poeta al que admiro y del que se está hablando mucho. Te recomiendo visitar la Estantería, blog de crítica que administramos Iván Cruz y un servidor: http://resenariopoesia.wordpress.com/2012/01/18/aullar-de-sombras-el-habla-turbia-de-max-rojas/

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s