Hay cosas que uno aprende a lo largo del camino, por eso es importante caminar. Pero pasa el tiempo y un mal día resulta que ya no queda tiempo para volverse loco, para levantar el corazón por encima de lo posible, para volar el cometa de la voz donde anide la magia, porque sólo nos queda el anhelo de estar en casa los días de lluvia. Pero vienen otros con los ojos limpios y nos enseñan otra vez como se respira la esperanza en un grito que estalla rompiendo el conjuro de la monotonía, quebrando el cristal de una mentira que nos habíamos acostumbrado a escuchar y vuelven a poner en juego esa cifra de anhelos, ese color que vuelve a darle vida a la palabra libertad. Yo que únicamente cuento con esta página y mis pasos voy a caminar con ellos aunque llueva todo el día y aunque mis voz sola no alcance para cambiar las cosas y sólo sirva para decir que no estoy muerto, aún respiro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s