Décima I y II

I

Me gusta cuando te alejas,
morena, por un instante
y así poder recordarte
con la fragancia que dejas.
Y en mi cabeza festejas
de nuevo con mis caricias
como si fueran primicias
para tu piel que me llama
a enredarme en esa trama
de sabor fuerte y delicias.
II

En el mejor rosedal
de tus besos me perdía
y te decía vida mía:
no me dejes de besar,
que no me llegue el final
si no es, morena, a tu lado,
aunque me olvide el pasado
y el futuro no se acuerde
del corazón que me muerde
cuando pasas a mi lado.  
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s