Apunte matutino

Estos octosílabos, con algunas asonancias machaconas, nacen de un apunte matutino, fechado el 18 de junio de 2013, y despertó en mí libreta por esa ocasional insistencia de recordar pasajes de libros como si fuera a mí a quien en realidad sucedieron. Era inevitable remitirse a Borges (¿Qué Dios detrás de Dios la trama empieza…) y a García Márquez que con su libro me contagió para siempre el virus de la lectura. Por eso también se lo dedico a mi amiga Sandra Luz Ramírez Patrón.

Lo que hemos leído, a veces,
se mezcla con el recuerdo.
Incluso, lo sospechamos,
somos historias contadas
por una mano que escribe
en el gran libro del mundo.
Lo dijo ya el argentino.
Y a veces ya no sabemos
si fue a nosotros o a alguno,
salido del sueño de otro,
a quien su padre un buen día
llevó a conocer el hielo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s