Yo soy Álvaro de Campos… (un apunte)

VII-1

Hoy, es justa la metonimia, he tomado del librero a Álvaro de Campos. Así que camino al trabajo he venido leyendo, de atrás para adelante, los poemas del ingeniero naval, entendiendo que a veces no se puede entender. Sabiendo que todo es cierto aunque esté errado. Acercarse a una inteligencia como la de Pessoa, entender o poder vislumbrar el entendimiento de unos de sus heterónimos, es por un momento ser ese heterónimo. Pessoa es la humanidad desencantada cuando leemos a Álvaro de Campos o Bernardo Soares. Yo soy Álvaro de Campos cuando me asomo a la ventana y vislumbro mi futuro. Ahí tal vez la prueba de que se puede ser todos los hombres –lo dice Borges en el inmortal-. Mi futuro es entonces el de todos los hombres: el olvido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s